2 recetas riquísimas de bizcochos sin huevo

Existen un montón de variantes del bizcocho sin huevo (del que ya os hablé en su día). Estos bizcochos pueden servirse sin adornos, cortados simplemente en trozos y untados con mantequilla o mermelada. Y mejor aún si se come cuando el bizcocho todavía está caliente. Gusta a grandes y pequeños, para desayunar, como merienda o bien de postre… ¡Aprende estas recetas fantásticas para la batidora!

bizcocho sin huevo

Bizcocho con dátiles y nueces

No hay que asustarse por el empleo de vinagre en este bizcocho: se usa como levadura y no para dar sabor. Se añade por separado, al final de todo, con el fin de evitar que se corte la leche.

Utilizar tijeras de cocina para preparar los dátiles, remojándola antes en agua caliente para que el trabajo sea todavía más fácil.

El bizcocho se cuece a una temperatura más baja de lo que es habitual para los bizcochos ordinarios, porque los ingredientes le dan una consistencia diferente.

PARA 900G DE BIZCOCHO

  • 125g de dátiles.
  • 50g de nueces.
  • 225g de harina.
  • 5ml (1 cucharadita) de bicarbonato.
  • Una pizca de sal.
  • 125g de mantequilla o margarina.
  • 150ml de leche.
  • 75g de azúcar en polvo.
  • 30ml (2 cucharadas) de vinagre.

PREPARACIÓN

  1. Encender el horno a 160ºC.
  2. Recubrir con papel el fondo de un molde cuadrado de 15cm y engrasar bien.
  3. Picar bien los dátiles y luego las nueces.
  4. Tamizar la harina junto con el bicarbonato y la sal sobre un cuenco grande para mezclar.
  5. Añadir la grasa, cortándola sobre la harina hasta que los pedacitos sean del tamaño de un guisante, y estén recubiertos de harina.
  6. Trabajar suavemente la grasa con la harina, con las puntas de los dedos, hasta que la mezcla dé la sensación de ser un conjunto de migas de pan.
  7. Hacer un agujero en el centro de la mezcla. Verter dentro la leche y añadir el azúcar, los dátiles y las nueces.
  8. Utilizando una cuchara de metal, mezclar ligeramente los ingredientes en la masa. También puede irnos muy bien una batidora amasadora a velocidad lenta. Añadir el vinagre y seguir mezclando. No removerlo.
  9. Pasar al molde engrasado. Poner al horno el bizcocho durante 1 hora y cuarto u hora y media en la parte media del horno.
  10. Utilizar un pincho para comprobar si el bizcocho está cocido.
  11. Retirar el horno el bizcocho cocido y dejar que se enfríe en el molde durante 3 minutos.
  12. Desmoldar.
  13. Quitar el bizcocho del papel de recubrir y servirlo caliente o frío.

VARIACIONES

En lugar de los dátiles y las nueces, se pueden utilizar 150g de pasas de Corinto, o 150g de piña en conserva.

Bizcocho de manzana

El jugo que sale de la fruta durante la cocción hace que este bizcocho resulte especialmente jugoso. Prepara las manzanas antes de hacer el bizcocho. Queda riquísimo si se corta en pedazos, estando todavía caliente, se unta con mantequilla y se salpica con canela.

PARA HACER UN BIZCOCHO DE 700G

  • 125g de manzanas reinetas.
  • Medio limón.
  • 225g de azúcar corriente.
  • 1 cucharada rasa de levadura en polvo (si es un producto industrial, ver las cantidades recomendadas en el envase).
  • Una pizca de sal.
  • 125g de mantequilla o margarina.
  • 125g de azúcar en polvo.
  • 150ml de leche.

PREPARACIÓN

  1. Encender el horno a 180ºC.
  2. Recubrir con papel un molde alto. Engrasarlo.
  3. Rallar la cáscara del limón.
  4. Pelar, quitar el corazón y picar las manzanas. Rociarlas con unas cuantas gotas de zumo de limón, para evitar que se oxiden.
  5. Tamizar sobre un cuenco la harina, con la levadura en polvo y sal.
  6. Añadir la grasa y cortarla en pedacitos del tamaño de guisantes, con un cuchillo de hoja ancha sin filo. Utilizar los dedos para frotar la grasa en la harina hasta que la mezcla tenga el aspecto de un conjunto de migas de tamaño uniforme.
  7. Echar el azúcar en polvo, remover con cuidado. Echa un vistazo a estas batidoras de repostería, ¡van genial en estos casos!
  8. Hacer un agujero en el centro de la mezcla y verter en él la leche. Añadir las manzanas y la cáscara de limón.
  9. Mezclar ligeramente entre sí los ingredientes con movimientos delicados o a velocidad lenta y uniforme.
  10. Rebañar la masa, echarla en el molde preparado y alisarla por encima.
  11. Ponerla al horno durante 45 minutos.
  12. Dejar el bizcocho ya cocido en el molde 3 minutos y luego despegar y desmoldar.

VARIACIONES

Cualquier fruta fresca puede sustituir a las manzanas. Por ejemplo, utilizar 125g de fruta en conserva, bien escurrida y picada. Para dar otro toque especial, sustituir 15ml (1 cucharada sopera) de leche por 15ml de brandy, jerez o licor.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Leave a Reply