Cómo hacer bizcocho sin huevo

Son tan sencillos que no necesitan huevos. Consisten simplemente en una exquisita mezcla de grasa y harina realizada de tal modo que da lugar a una enorme variedad de bizcochos caseros, baratos e ideales para tener siempre a mano en una casa de niños …o de golosos.

bizcocho sin huevo receta

Una auténtica delicia: un bizcocho recién salido del horno, invita con su delicioso olor. Sobre él, mermelada, mantequilla o, para un auténtico festín, abundante nata fresca y bien montada. ¿No es ésa su idea de una exquisita merienda con café con leche, chocolate o té?

Estar al alcance de tu mano solo con que aprendas a hacer esto sencillísimo se bizcochos que no necesitan huevo y que se hacen en un abrir y cerrar de ojos. Este bizcocho barato o se hace por el método de frotar grasa y harina en pequeñas cantidades, con una técnica muy sencilla.

La proporción de grasa con relación a la harina es de la mitad y como he dicho no lleva huevo, de modo que el bizcocho resulta Económico, pero no monótono, pues con la mezcla básica se pueden realizar muchísimas versiones del pastel.

Lo más importante es pesar cuidadosamente los ingredientes y tratar la mezcla con suavidad. Esas son las claves del éxito, y que tenga esa característica textura esponjosa y ligera del bizcocho ordinario bien hecho.

Esta clase de bizcocho precisa levadura química, que produce un gas, el anhídrido carbónico, el cual se expansión a por el calor, levantando así la masa. También el aire expansión al calentarse y, aunque no es el principal agente de la subida del bizcocho, la cantidad que se incorpora durante el amasado es considerable, por eso hay que procurar frotar ligera y uniformemente la masa, con el fin de no expulsar el aire, que como veremos tiene su importante función.

¿Con qué se hace el bizcocho?

Chg 9864-60 - Juego de moldes para bizcocho y pan (3 unidades)
  • de color antracita
  • Plato de pastel suave de acero inoxidable a prueba de óxido ; 35 x 17 cm
  • Tapa de poliestireno

Los secretos de la harina

La textura de un buen bizcocho ordinario se describe como tierna, lo cual sólo se puede lograr utilizando una harina con muy baja proporción de gluten. El gluten es una sustancia elástica que se expande y robustecer al batirla, cualidad de excelente para hacer pan, pero no para hacer bizcocho.

En el mercado hay algunas harinas especiales para personas con dieta sin gluten, Pero no es necesario recurrir a ellas porque se puede emplear la harina blanca ordinaria. Si se quiere dar a bizcocho una textura todavía más esponjosa se puede sustituir la séptima parte de la harina corriente a emplear, por maizena, lo cual la deja en las condiciones ideales. Por ejemplo, si una receta pide de 225 gramos de harina blanca ordinaria, poner 200 gramos de harina y 25 gramos de maizena.

No emplear nunca por lo tanto harina fuerte en gluten o integral porque producirían un bizcocho tenso y pesado.

Recuerda medir siempre con cuidado: un exceso de levadura producirá una textura irregular, basta, o bien extenderá excesivamente, haciendo que se desmorone el bizcocho.

Demasiado bicarbonato o aportará un sabor amargo. Pero, si es insuficiente, no se producirá bastante gas para idear la masa y el bizcocho no quedará apetitoso.

El bicarbonato sódico se puede emplear solo, pero es mejor acompañarlo con otra sustancia ácida, como el preparado de ácido tartárico, la leche agria o incluso el vinagre, para producir una reacción más fuerte.

Levadura: normalmente la comercial consiste en una mezcla de dos partes de bicarbonato de sodio por una de preparado de ácido tartárico, más un tercer componente que se añade para preservar la mezcla, por ejemplo, arroz molido. Puede uno hacerse en casa su propia levadura en polvo pero hay productos comerciales muy eficaces, como Royal.

Un poco de sal

Siempre se añade un poco de sal para destacar el sabor de los otros ingredientes.

La grasa y su importancia

La grasa tiene que desempeñar en el bizcocho varias funciones vitales. Ayudan a suavizar o ablandar el gluten contribuyendo así a esa textura que “se deshacen la boca”. Atrapa las burbujas de aire que hacen ligero el bizcocho y contribuye a que se mantenga jugoso mientras está guardado.

Cualquier grasa que se escoja de estar a temperatura ambiente, de modo que se pueda trabajar fácilmente con los dedos. Si está demasiado dura, la masa será desigual y el bizcocho, tieso.

  • La mantequilla es la que da mejor sabor pero es más cara. Además, tiende a ponerse demasiado aceitosa con el calor.
  • Las margarinas duras son excelentes, sobre todo si se mezclan con un poco de mantequilla. Son más baratas y se hablan dan menos.
  • La manteca de cerdo se debe usar sólo en bizcochos muy fuertes de sabor.
Mayuela - Bizcochera de Aluminio - Set de 2 - Ø 24 y 28 cm
  • CALIDAD PREMIUM Fabricado con aluminio de alta calidad y revestimiento antiadherente libre de PFOA....
  • MOLDE Savarin para hacer bizcochos o pasteles de elegante diseño. Sorprenda a sus familiares o...
  • TEMPERATURA: Resistentes hasta 250º centigrados en el horno.
  • Set de 2 Moldes. Medidas Molde grande: Diámetro superior 28 cm. Diámetro inferior 26,5 cm. Altura...
  • FÁCIL DE LIMPIAR: Aptos para el lavavajillas o lavable a mano con agua tibia y jabón suave....

Un toque dulce: el azúcar

El azúcar ayuda a mejorar el sabor, la textura, el aspecto o y la capacidad de conservación del bizcocho. Suaviza el gluten y hacer que el bizcocho quede más tierno. Pero cuidado, si ponemos demasiado azúcar el bizcocho no puede sostener lo subido y se desinfla. Generalmente, la grasa y el azúcar han de estar presentes en iguales cantidades. Es mejor emplear azúcar en polvo porque se mezcla mejor.

Para ligar bien: líquidos

Se suele utilizar leche para ligar los ingredientes que se han trabajado juntos. Para una receta básica que pida 225 gramos de harina, bastan 150 ml. De leche para ligar la masa con la debida consistencia. Si se emplea algún otro líquido, o fruta, Se suele disminuir la leche para que el balance entre los ingredientes líquidos y sólidos se conserve en la proporción debida.

Cómo se hace el bizcocho corriente sin huevo

Ingredientes

  • 225 gramos de harina
  • 5 ml (1 cucharadita) de bicarbonato
  • Una pizca de sal
  • 125 gramos de mantequilla o margarina
  • 150 ml de leche
  • 75 gramos de azúcar en polvo

Preparación

  1. Poner el horno a la temperatura recomendada Tamiz a la harina, la sal, la levadura y cualquier otro condimento en polvo.
  2. Echar en la harina la grasa cortada fina (del tamaño de un guisante), y recubrir la de harina. Mezclar con los dedos hasta que parezcan migas.
  3. Añadir el azúcar y remover. Hacer un agujero en el centro de la masa, verte en el leche y añadir los demás ingredientes.
  4. Para mezclar los ingredientes podemos utilizar nuestra batidora habitual a velocidad lenta o bien utilizar una cuchara Con un movimiento o envolvente. Hundirla en el centro y sacarla por las paredes.
  5. Hacer la operación suavemente mientras sea necesario. Detenerse cuando los ingredientes estén mezclados.
  6. Echar la masa en el molde preparado y alisarla. Hacer un pequeño agujero en la superficie, si el bizcocho es grande. Ponerlo al horno.
  7. Al terminar el tiempo de cocción, introducir un palillo o un pincho de metal en el centro del bizcocho. Si esta lista, saldrá limpio.
  8. Deja reposar el bizcocho en el molde. Luego pasar un cuchillo de hoja ancha sin filo por todo el cerco interior.
  9. Desmoldar el bizcocho y dejar que se enfríe
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Última actualización 2018-08-17 at 14:24 / Affiliate links / Imágenes de Amazon Product Advertising API

Leave a Reply